2020 ha sido un año de muchos cambios y retos para las empresas, donde las tendencias del futuro se han apresurado a convertirse en una realidad del presente.

Se venía hablando sobre la nueva era del cliente desde hacía un tiempo, aconsejando comenzar a dirigir los modelos de negocio por ese camino pues auguraba ser el futuro.

La llegada de la pandemia vino a confirmar la veracidad de estas predicciones: la empresa que no esté bien conectada con sus clientes no va a sobrevivir.

Vemos expectativas cambiantes en los consumidores, que cada vez son más exigentes, están más informados y cuentan con más opciones debido al aumento de competencia en el mercado.  Adaptarse a atender a este nuevo tipo de consumidor es imperativo ¿Quieres saber cómo hacerlo? A continuación te dejamos unos tips.



Empieza con tu equipo


Para tener un equipo con alto grado de calidad en su servicio es primordial fomentarlo en el día a día de la empresa. Ningún cliente va a amar una compañía que sus mismos empleados no aman. Se debe empezar de adentro hacia afuera, crear un ambiente positivo y agradable donde todos estén acostumbrados a dar una buena atención.

Es importante aclarar que una cultura de servicio no significa sonreir y dar las gracias, pues no se debe confundir la amabilidad y la educación (que son básicas) con verdadera atención. Significa estar atento a las necesidades de la otra persona y resolver sus problemas en tiempo y forma. Las respuestas como “esa no es mi área” están completamente descartadas del vocabulario perteneciente a la era del cliente 2020.


Conoce a tu cliente


¿Cómo vas a enamorar a tus clientes si no comprendes sus necesidades y deseos? Y, ¿cómo vas a comprender esas necesidades y deseos si no conoces su mundo, su vida diaria? Ya no basta con una simple segmentación de mercado que te diga que tu cliente ideal es un hombre de 30 a 35 años con tres hijos que busca productos para darle mantenimiento a su barba.

Hoy en día se debe profundizar un poco más en su vida, por ejemplo: Julio, un hombre entre 30 y 35 años con tres hijos que tiene un ritmo de vida muy ajetreado, trabaja constantemente y anhela momentos de relajación para él, ¿qué necesita Julio? Productos cuidadosamente elaborados para brindarle unos minutos de relajación que lo ayuden a desconectarse de las actividades del día, al mismo tiempo que le da mantenimiento a su barba ¿Ves la diferencia?

Da ese paso, involúcrate más en las experiencias de tus clientes, conócelos realmente y podrás darles no solo lo que necesitan, sino lo que anhelan.


Conecta con tu cliente


Para conocer a tus clientes es necesario mantener una comunicación constante. Esta es la clave de todo. Es lo que te permitirá estar lo suficientemente cerca de Julio para saber que busca relajación y ser tú quien se la conceda a través de tus productos, es lo que hará de Julio un comprador recurrente y referenciador de tu marca, es lo que te traerá más ventas.

Nutrir una relación con tus clientes no es fácil, pero puede serlo si aprovechas la tecnología.

Un sistema CRM es el mejor aliado para dirigir tu empresa hacia la nueva era del cliente.

CRM (Customer Relationship Management) es un software que une los procesos de marketing, ventas, proyectos y atención, todo centrado en el cliente, la clave de claves.

Una fuente única y central de datos fácilmente accesible con herramientas colaborativas diseñadas para brindarle un mejor servicio a tus clientes. Crea prospectos, agenda actividades y dales seguimiento. Convierte esos prospectos en clientes y permanece conectado con ellos haciendo e-mail marketing y monitoreando el progreso. Mantén a todo tu equipo enlazado y actualizado para una mayor fuerza de ventas. Todo esto y más lo puedes lograr con un CRM.

Te podría interesar: Señales de que necesitas un CRM


Cosecha los frutos de la relación


Un negocio centrado en el cliente se toma muy en serio el feedback. No sólo se trata de conocer qué es lo que al cliente le gusta y no le gusta, se  trata de explorar con detalle qué viven los clientes en su relación con la empresa, entendiendo la experiencia como un todo y poder tomar decisiones a partir de esto.

Es importante crear una comunidad en las redes sociales donde se genere contenido valioso. Trabaja en hacer publicaciones interactivas, alimenta el blog con artículos de interés y crea espacios de conversación donde puedas escuchar realmente a tus clientes. Te servirá para terminar de afianzar la relación con tus clientes, pero y luego ¿qué haces con eso?

Toda la información que puedas conseguir de ellos es oro para seguir conquistándolos y ampliarse a más mercado. Es por eso que una plataforma donde puedas registrar toda esa información y tenerla fácilmente accesible es un must. (Sí, hablamos del CRM)


Aunque crear una cultura centrada en el cliente no es un proceso que se pueda hacer de la noche a la mañana, implementar estas estrategias definitivamente te pondrán en el camino correcto.

Conoce más sobre cómo dirigir a tu negocio hacia la nueva era del cliente con la única herramienta que te catapultará hacia el éxito.


Comentarios

Tu correo electrónico no será publicado . Los campos marcados con un * son obligatorios.